Inicio

Zonas erógenas masculinas

Zonas erógenas masculinas
PDF Imprimir Correo electrónico

Cuando se piensa en las zonas erógenas de las mujeres, suele pensarse que se encuentran por todo el cuerpo; pero cuando es en el hombre, se cree que sólo el área genital es lugar que cuenta con la sensibilidad suficiente para provocar excitación. Éste es otro de los grandes mitos de la sexualidad masculina; ellos también tienen sensibilidad y placer en el resto del cuerpo.

Para que cada encuentro sea inolvidable, es importante tener presente la diversidad en cada uno y permitirse descubrir que para ellos, también las caricias son importantes. Además, podremos descubrir las diferentes zonas erógenas que a ellos les despertarán nuevas y mejores sensaciones.
Algunas de estas zonas importantes son:

El cuello: es sensible ante caricias suaves y diferentes; como puede ser con la lengua y los labios. Se puede ir dejando un rastro de saliva y luego ir succionando de poco a poco, eso provoca que la respiración se agite y que la excitación inicie.

El pecho: aunque no tengan la misma forma erótica que los pechos de la mujer, sí tienen mucha sensibilidad, por eso a algunos hombres no les gusta que les acaricien en esta área. Aquí es bueno usar la lengua de forma suave y no los dientes. Se puede iniciar con la yema de los dedos acariciando el pecho y los pezones, se puede ir subiendo y bajando hasta el ombligo; luego hacer lo mismo con la lengua moviéndola en forma de círculos ligeros.

El cuero cabelludo: tanto en hombres como mujeres es un área muy sensible, por lo que una caricia suave como una un poco más firme, causa reacciones de excitación y placer. Así que dar un delicado masaje con la yema de los dedos mientras los labios dan besos en otros lados del cuerpo es una excelente opción.

Los labios: un beso suave, delicado y tierno, o uno salvaje y erótico, pueden llegar a provocar muchas reacciones, lo ideal es preguntar qué tipo de beso provoca qué reacción y cómo le gusta. Definitivamente los labios son una zona erógena, pero se vuelve indispensable conocer la forma en que a la pareja le gusta ser besada para llegar a provocar la reacción que deseamos.

Manos, brazos y axilas: besos largos en todo el brazo y las manos hacen que la persona vaya dejando a un lado el estrés que se acumula en esas áreas. La zona de las axilas es súper erótica y tan sensible que en los hombres provoca una erección inmediata. Estas áreas se pueden acariciar con las manos y aceites para masajes, los que, además de dar un buen aroma, facilitarán la posibilidad de dar distintos tipos de caricias.

Piernas y pies: así como en los brazos, las piernas también tienen muchas terminaciones nerviosas, por lo que también son una zona erógena. La parte interna de los muslos, casi llegando a los genitales, es un área muy sensible; acariciarla delicadamente, provoca una excitación máxima, porque él estará esperando en qué momento subirás con las caricias. En los pies hay áreas especificas para llegar a provocar diferentes reacciones, aunque no sepas de reflexología, el acariciarlos con aceite y darle un pequeño masaje, llegará a relajarlo y lo preparará para el resto de la acción.

Área genital (pene y testículos): estos son los lugares que siempre provocaran una excitación. Lo importante es no enfocarse sólo en ellos, ni iniciar con ellos el encuentro sexual, pues así el proceso de excitación se acelera y se pierde la posibilidad de disfrutar por más tiempo.

Por lo general, las mujeres siempre estamos pidiéndole a nuestras parejas que sean delicados, que nos den tiempo y que el juego previo sea más largo. En lugar de esperar que ellos lo hagan, deberíamos dar el ejemplo.

Conociendo estos puntos y zonas erógenas, es hora de poner manos y boca a la obra para lograr que cada encuentro sea diferente. Recordemos también que algo que a ellos les encanta es que tomemos la iniciativa y seamos originales. Hay que perder el miedo a ser sexuales y empezar a jugar y disfrutar.

Si quieres leer y conocer más de Yosahandi Alcalá haz click aquí.

 

Comentarios  

 
0 #2 Yosahandialcala 07-07-2013 10:54
Cito a diana gutierrez:
mi esposo ya no quiere tener sexo conmigo que debo hacer

Lo bueno seria tener una platica con el, exponiendo que ahora la frecuencia sexual ha bajado, y luego das las soluciones para que esto cambien, diciendo que te gustaria a ti.
Si el esta de acuerdo ya esta solucionado.
Si el no acepta esta parte, dile tambien el porque este alejamiento fisico, puede traer problemas emocionales, y no quieres llegar a eso.
Proponle tambien buscar ayuda, ya sea medica como psicologica.
Espero haber ayudado
Citar
 
 
+1 #1 diana gutierrez 04-07-2013 12:41
mi esposo ya no quiere tener sexo conmigo que debo hacer
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar