Inicio

¿Qué significa tener salud mental?

¿Qué significa tener salud mental?
PDF Imprimir Correo electrónico

Por: Dr. Oscar Quintero, Especialista en Comportamiento Humano
Tel. 5704 5878 Email: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla '; document.write( '' ); document.write( addy_text75754 ); document.write( '<\/a>' ); //--> Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla
www.oscarquintero.com.gt

En cuanto a qué es la "salud mental", la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que no existe una definición oficial, ya que parece estar influenciada por las diferencias de intereses y deseos, así como por la forma en que cada quien percibe los diferentes elementos de la vida. Cuando se trata este tema, muchas personas piensan más en las enfermedades y desórdenes mentales que en el sentido de salud. Resulta importante entonces resaltar que "salud mental" no es únicamente la ausencia de trastornos mentales y que se trata del estado de equilibrio dinámico con los temas de la historia, la educación, el intelecto, la economía, el espíritu, la sociedad y la cultura. La "salud mental" es, sin duda, una de las condiciones que garantiza la posibilidad de tener calidad de vida, lo que a su vez facilita alcanzar la realización personal e implica paz, felicidad, gozo y satisfacción.

Según la Federación Mundial para la Salud Mental, este término tiene relación real con la forma en la que nos sentimos con nosotros mismos, pero también con cómo nos sentimos en referencia a los demás y de qué forma respondemos a las demandas de la vida. Tiene que ver entonces con la vida diaria de todos y se relaciona con la forma en la que nos relacionamos con otros en los ambientes de la familia, la escuela, el trabajo, actividades recreativas, el deporte, en el contacto diario con nuestros iguales y en general con la sociedad. Es la manera en la que cada quien logra la armonía en cuanto a deseos, anhelos, habilidades, ideales, sentimientos y valores morales.

Debido a que las variaciones normales son tan amplias y tienen infinitas expresiones, no es fácil separar a quienes puedan ser sanos o no. Sin embargo, algunas características para reconocer a quienes tienen ese deseado equilibrio son:

  • La satisfacción de ser quien se es y como se es, con sus responsabilidades.
  • La posibilidad de reconocer las propias emociones y no sentirse angustiado, abrumado o acosado por la cólera, la rabia, los temores, las preocupaciones, los miedos sin fundamento, el amor, los celos o los sentimientos de culpa, entre otros.
  • La capacidad de amar y tener consideración por los sentimientos e intereses de otros, estableciendo relaciones interpersonales satisfactorias y duraderas.
  • Encontrar un auténtico placer en las cosas sencillas de la existencia.
  • La capacidad de confiar en los demás, sentirse bien con ellos y aceptar que otros confían en uno mismo.
  • La disposición a respetar las diferencias con otras personas y de reconocer que, no por ser diferentes, son sus enemigos o le significan peligro.
  • El no permitir que los demás se aprovechen de uno mismo o que se aprovechen ellos mismos de otros en distintas situaciones y, por esta misma razón, pertenecer a distintos grupos.
  • Sentir que lo que afecta a otros también le afecta a uno mismo y con igual intensidad. Esto permite aceptar la mayoría de las decepciones de la vida sin alterarse, a tal grado de perder el control.
  • Ser tolerantes y capaces de reír sanamente de sí mismo, sin sobrevalorar o subestimar sus características.
  • Ser respetuoso de uno mismo y capaz de enfrentar la mayoría de situaciones y demandas de la vida, consiguiendo satisfacción al hacer su mejor esfuerzo.


Resulta importante entonces resaltar que "salud mental" no es únicamente la ausencia de trastornos mentales y que se trata del estado de equilibrio dinámico con los temas de la historia, la educación, el intelecto, la economía, el espíritu, la sociedad y la cultura.

 

Comentarios  

 
+1 #1 MariaMercedes 03-12-2010 18:52
Todo lo escrito con anterioridad es verdad, al tener una mente sana y balanceada la vida se va tomando con la calma que merece cada evento en ella y si tenemos el valor de evaluarnos, corregir y aceptar nuestras virtudes y faltas lograremos el balance perfecto para ser felices y estar en armonia con lo que nos rodea. No nos tomemos tan en serio como personas, profesionales, etc. Seamos felices. Es nuestra obligaciòn.
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar