Inicio

Energía para la actividad física. Parte 1: carbohidratos

Energía para la actividad física. Parte 1: carbohidratos
PDF Imprimir Correo electrónico

Los alimentos son el combustible que se utiliza durante la actividad física. Esta energía que obtenemos a través de los alimentos se presenta en tres grandes nutrientes: carbohidratos, grasas y proteínas. Alguno de estos combustibles tiene diferentes funciones en el organismo que permiten ser almacenados en el cuerpo en forma tal que los músculos los utilizan como fuente de energía inmediata y otros alimentos que se consumen justo antes de la actividad proporcionan energía a los músculos. El cuerpo tiene la capacidad de usar cada uno de estos nutrientes en distintos tipos de ejercicio y al final producir el famoso ATP que es la molécula de que actúa como un acumulador de energía. El cuerpo humano cada vez que necesita utilizar energía, utilizará moléculas de ATP y es por esto que durante el ejercicio, el músculo lo producen a partir del sistema energético que esté utilizando.

¿Por qué son importantes los carbohidratos?

Su función principal es la de proveer energía, son los combustibles más eficientes ya que requieren menos cantidad de oxígeno para ser oxidados que las grasas y las proteínas. En actividad física intensa es el combustible preferido, y cuando no hay disponibilidad no se podrá mantener un esfuerzo intenso durante un tiempo prolongado.

Es por ello que se les recomiendan a los atletas de resistencia y en deportes que ameritan sesiones de entrenamiento anaeróbico ya que los carbohidratos disminuirán igualmente en forma acelerada.

Es importante señalar que la energía proveniente de los carbohidratos se puede liberar en los músculos hasta tres veces más rápidamente que la energía proveniente de las grasa. También los depósitos de carbohidratos son limitados, cuando estos se agotan, los atletas pueden experimentar fatiga y no entrenar intensamente. Por lo que se recomienda para la actividad física es mantener llenos los depósitos de energía muscular porque cuando existe una cantidad suficiente de carbohidratos en la célula, la utilización de las proteínas como fuente de energía es mínima; y el problema es que al utilizar las proteínas, estas se degradan para satisfacer las necesidades energéticas. Se necesitan de al menos 20 horas para que se tenga una reposición total de los depósitos de carbohidratos luego de un entrenamiento intenso.

DATO CURIOSO: Se estima que se combustiona aproximadamente 100 calorías cuando se corre 1.6 km, por lo que se tendrá almacenado en su cuerpo una cantidad suficiente de carbohidratos para correr entre 25-30 km.

Los carbohidratos pueden representar la base de una dieta balanceada para cualquier persona. Es por esto que las personas activas se sugiere que si se hace 1 hora de ejercicio al día debería de consumir un 60% del ingreso calórico de forma de carbohidrato, pero si entrena dos o más horas al día debiera incrementar hasta un 70% a través de granos, frutas y vegetales. De carbohidratos complejos deben consumir más de 15 porciones, 6 porciones de vegetales y de 5-6 de frutas.

Si quieres leer y conocer más de Diana Arias haz click aquí.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar