Inicio

El cerebro de nuestro bebé prematuro

El cerebro de nuestro bebé prematuro
PDF Imprimir Correo electrónico

Este mes trataremos temas más delicados que a los padres nos llenan de ansiedad y temor, tanto cuando nuestro pequeñito está en el hospital luchando por salir adelante como cuando está en casa y debemos someterlo a exámenes para saber su condición. Hablaremos de temas un poco más médicos, de problemas delicados en diferentes órganos de nuestros bebés que podrían o no tener algunas secuelas en su desarrollo. Cabe aclarar que estos artículos no son, de ninguna manera, para asustar o crear ansiedad en los padres de estos campeones, más bien son un medio de información. Recuerde que, como lo hemos mencionado antes, el estar informado sobre todo lo que le ocurre a nuestro bebé nos llevara a bajar nuestra ansiedad normal de papá de bebé prematuro y, por ende, a gozar más esta etapa de nuestro bebé.

Los bebés prematuros enfrentan un riesgo mayor de daños al cerebro y discapacidades neurológicas, especialmente si nacen antes de las 30 semanas de gestación. Muchos nos preguntamos por qué. Entonces, aquí les doy una pequeña y sencilla explicación: los pequeños vasos sanguíneos en sus cerebros pueden no estar desarrollados y estar propensos a romperse, y sus células cerebrales inmaduras se dañan fácilmente con las variaciones en el flujo de la sangre o en el nivel de oxigeno. También existen otros factores que juegan un papel importante, como las infecciones, ya sea adquiridas dentro del centro hospitalario o con las que nace el bebé, los factores genéticos y, algunas veces, las terapias que son utilizadas para mantener con vida a nuestro bebé prematuro pueden afectar adversamente su cerebro y sistemas nerviosos que aún son inmaduros también.

Durante la estadía en el hospital, pero mayormente durante los primeros días de haber nacido el bebé, los doctores estarán muy atentos para saber si ocurren diferentes tipos de lesiones: La "IVH" (Hemorragia Intraventricular) es un sangrado que ocurre como resultado del daño a los vasos sanguíneos diminutos que suplen oxigeno y nutrientes a los tejidos que revisten los ventrículos o cavidades del cerebro. La "IVH" se evalúa el Grado I al Grado IV, y el Grado I es el menos severo. La "PVL" (Leucomalacia Periventricular) se refiere a los espacios vacíos que se forman cuando el tejido del cerebro alrededor de los ventrículos se licua y muere.

Los doctores rutinariamente y para descartar posibles lesiones llevan a cabo un ultrasonido de la cabeza ("HUS") que no es doloroso cuando nuestro bebé prematuro cumple las 2 semanas de nacido y lo realizan una vez mas antes de que nuestro campeón vaya a casa. Es posible que a esto se sume un "MRI" o prueba de imágenes de resonancia magnética, la cual también es poco invasiva para nuestro bebé.

Es muy importante contribuir al desarrollo cerebral de nuestro bebé. Debemos recordar que en todo momento necesita estimulación. Debemos preguntar a nuestro doctor cuál es la mejor manera de ayudar a su desarrollo, pero también debemos, como parte muy importante, hablarle y leerle lo más posible.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar